R. Informativa/11 de julio de 2022

El Festival de música, Piña Colada, que tuvo por sede la ciudad de Ciego de Ávila, finalizó este domingo su reencuentro con el público tras dos años de ausencia por la crisis sanitaria de la Covid-19.

La decimonovena edición del evento mutó su fecha habitual para dar inicio a la etapa veraniega en esta zona del país donde confluyeron proyectos culturales, compañías artísticas y agrupaciones de primer nivel como La Charanga Latina, El Niño y La Verdad y la orquesta Adalberto Álvarez y su Son.

Destacó el concierto del cantautor Polito Ibáñez, quien ofreció un recorrido musical por su aclamada discografía con temas de Somos números, del fonograma homónimo producido en el año 2003, hasta su más reciente disco, el cual verá la luz con la disquera italiana ART Music.

Ver a Polito en vivo y en directo es una experiencia sensorial, que deja satisfecho hasta al auditorio más exigente, refirió la prensa local sobre su presentación como parte del cronograma del Festival que abarcó las principales plazas de la ciudad y otras comunidades periféricas.

Este año, el certamen abogó por la presencia de jóvenes músicos como el pianista Ernesto Oliva, el dúo Iris, Gape y Motivos Personales junto a la agrupación del fundador, Arnaldo Rodríguez y su Talismán, cuya labor sociocultural distinguieron las autoridades del territorio.

Desde su creación, Piña Colada deviene una de las principales oportunidades para el público de reencontrarse con lo más actual del panorama sonoro cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.