ACN/16 de septiembre de 2022

Cuba promueve el envejecimiento activo como alternativa para enfrentar el impacto económico y social del aumento de las personas de la tercera edad y los bajos niveles de fecundidad que retardan el reemplazo poblacional en la nación.

Ese propósito fue patentizado por la doctora en Ciencias Iliana Benítez Jiménez, investigadora del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM) de la Universidad de La Habana, durante el diálogo con autoridades del Partido (Comunista de Cuba) y Gobierno, y representantes de organismos e instituciones en la provincia de Ciego de Ávila.

La también coordinadora de los Observatorios Demográficos en el país subrayó que a la par de la atención a las necesidades crecientes de las personas con 60 o más años de edad, se apuesta por fomentar la participación en tareas políticas, económicas y sociales.

En las condiciones actuales y de acuerdo con las posibilidades económicas, la nación procura incrementar la calidad de vida de las personas de la tercera edad, asegurando el acceso a la educación con diversas oportunidades para superarse, la práctica de ejercicios físicos e instituciones de salud destinadas al cuidado y la atención de los ancianos.

Mediante el Sistema de Atención a la Familia se proveen nutrientes elaborados a individuos de ese segmento social que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad, en tanto, las acciones encaminadas a mejorar la calidad de vida en barrios y comunidades también aseguran el bienestar.

El envejecimiento representa un desafío y no puede ser tratado solo como un problema, teniendo en cuenta que es inherente a toda la nación, aunque en algunos territorios se manifieste en mayor grado y para provincias como Villa Clara y La Habana, con las cifras más altas, constituya un reto superior, dijo.

En este contexto se propone estimular la incorporación laboral, lo que requiere crear facilidades en diferentes áreas y potenciar el trabajo a distancia para que puedan retornar a sus actividades, considerando las potencialidades para aportar, sobre todo en puestos que exigen más del esfuerzo intelectual que físico, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.