LLamil Ruiz González/7 de septiembre de 2022

Implementar un sistema de gestión de la calidad efectivo dirigido a garantizar mejores resultados minimizando los riesgos y vulnerabilidades de la entidad, constituye uno de los principales objetivos de trabajo para el Centro de Investigaciones de Bioalimentos, CIBA, institución científica ubicada en el municipio avileño de Morón.

Así lo dieron a conocer los principales responsables de la aplicación de esta política, la cual constituye además un proceso organizacional y de innovación que ha sido dado a conocer a todos los trabajadores, y se espera implementarla en un breve periodo a fin de mejorar la actividad científico-técnica.

Refieren los especialistas que si bien en un principio el sistema gestionará todos los procesos que se gesten en el CIBA, las perspectivas son más amplias pues se pretende integrarlo tanto a la gestión ambiental como a la innovación, dos de las principales aristas que forman parte del encargo social que tiene el centro.

Y es que controlar la calidad de todo lo que se hace resulta cada vez más importante en la Cuba de hoy para llegar a esa cultura del detalle tan necesaria para el desarrollo del país y el bienestar de la población, y que tanto solicita la máxima dirección política y administrativa de la Mayor de las Antillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.