Redacción Inf/Invasor

Habrá que entender que matar al mosquito que vuela con el tratamiento adulticida y no destruir la larva en un depósito de agua, salidero o basurero es como tirar con “balas salvas”, e igual sucede cuando cortarle alas a los Aedes aegypti no se asume como una tarea intersectorial.

Si tenemos en cuenta que desde hace semanas el dengue está bajo la lupa de las máximas autoridades sanitarias del país, un titular como este se había demorado en llegar. En cambio, en la Dirección Provincial de Salud la noticia no es nueva y las estrategias para hacer frente a una posible epidemia ya se organizan.

Osvaldo Ondarza Vergara, subdirector de Asistencia Médica en el territorio avileño, desmenuza el trabajo a realizar en tres grandes directrices: no afectar el resto de los servicios de Salud a la población, el Consultorio del Médico y la Enfermera de la Familia será el eje fundamental del enfrentamiento, y el ingreso domiciliario se usará de manera extendida para los que no presenten complicaciones.

“Apoyarán a los médicos de los consultorios, con la pesquisa y el seguimiento, equipos multidisciplinarios a crearse en cada área de Salud con voluntarios de la Cruz Roja Internacional, personas no vinculadas a la asistencia médica o con aquellos profesionales que no sean imprescindibles en sus puestos. La indicación del Ministerio de Salud Pública es, por ejemplo, no parar una sala de rehabilitación para usar el local como centro de aislamiento o sus trabajadores en la pesquisa, tal cual sucedió antes”.

De igual modo, por estos días se vive una vorágine en ambos hospitales provinciales con el objetivo de disponer de camas para conformar salas convencionales, de vigilancia intensiva y de Terapia Intensiva para enfermos de dengue; todo esto en medio de las acciones constructivas que se llevan a cabo. Se supone que la relación de médicos y enfermeros por camas en estos espacios habilitados vaya de uno a 20, de uno a 10, y de uno a dos o tres; por lo que la reorganización de los recursos humanos será un desafío mayúsculo en lo adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.