Invasor/29 de junio de 2022

El inicio del período húmedo, durante mayo último en Ciego de Ávila, resultó positivo para el llenado de los reservorios de aguas subterráneas y superficiales, ello a pesar de que la precipitación a nivel provincial fue de 144,7 milímetros (mm), equivalente al 87 por ciento de la media histórica del mes.

En cuanto al comportamiento geográfico de las lluvias fue un tanto dispar, pues si municipios como Ciego de Ávila, Ciro Redondo y Baraguá no superaron el 65 por ciento de sus respectivas láminas históricas para el mes, en otros, como Bolivia y Chambas, este indicador superó el 120 por ciento, en el caso del último territorio con el pluvial absoluto registrado de 95 mm, según precisa el Boletín Hidrológico que emite periódicamente la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico en la provincia.

Al cierre del quinto mes del año, de forma general, los embalses artificiales de la provincia se comportaban en estado favorable, al 38 por ciento de llenado, con un aumento poco significativo del volumen embalsado en las presas de 4,913 hectómetros cúbicos (hm3) con respecto al mes anterior. Pese que las lluvias estuvieron por debajo de sus promedios históricos, en la mayoría de los municipios sí favorecieron los escurrimientos superficiales en las cuencas de estas presas.

En el caso de las lagunas naturales de La Leche y La Redonda, ambas ubicadas en el municipio de Morón, se mantienen en excelentes condiciones al acumular entre ambas 231,700 hm3, equivalentes al 110 por ciento de su capacidad total.

Las precipitaciones también reportaron beneficios a las cuencas subterráneas del territorio, con ascensos en todos los sectores hidrogeológicos de la provincia, los cuales se encuentran en estado favorable. El aumento promedio del nivel del agua en la cuenca Norte fue de 0,18 metro (m), mientras que en la Sur fue de 0,08 m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.