Ana Hernández Hernández/16 de junio de 2021

El próximo 23 de junio una vez más los Estados miembros de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), tendrán sobre el tapete para su aprobación, la Resolución Cubana: Necesidad de poner fin al bloqueo Económico, Comercial y Financiero de los Estados Unidos contra Cuba, lo que sin lugar a dudas será apoyada por la inmensa mayoría de las naciones.

En esta oportunidad tal propuesta de Cuba llega en contextos diferentes, en primer lugar llega con un mundo sacudido por la terrible Pandemia de la COVID19 y una crisis económica sin precedentes en la historia de la humanidad.

La Resolución Cubana contra el genocidio del bloqueo, se presenta también en momentos donde la hostil política estadounidenses hacia la isla se ha recrudecido como nunca antes desde el mandato de Donal Trump, y en medio de la ya mencionada Pandemia, cuya actitud, el actual inquilino de la Casa Blanca no ha movido ni un dedo por revertir.

Es preciso rememorar que Trump patrocinó 240 medidas contra el pueblo cubano según un reporte de la Oxfam, y Biden las coronó en la última semana cuando volvió a incluir a la isla en la lista de estados patrocinadores del terrorismo.

En este contexto no pocas son las voces que en el mundo se han pronunciado para que Joe Binden deje de ser Trump en esa política de cerco económico contra Cuba, que ya dura más de 60 años con el fin de asfixiar al pueblo cubano, crear descontento en las masas para, buscar un estallido popular contra el gobierno, sin embargo ellos, los de Washington no quieren reconocer que este pueblo sabe muy bien de qué lado está la razón y la verdad frente a los desatinos terroristas e inhumanos de los sucesivos gobiernos gringos.

De igual modo, ante la proximidad del debate en la ONU de la Resolución Cubana: Necesidad de poner fin al bloqueo…, no son pocos los analistas y personalidades que vaticinan, como ha sucedido en contiendas anteriores, una aplastante derrota del yanqui criminal que nos golpea y nos desprecia.

Joe Biden al asumir la presidencia desactivó de un plumazo decenas de políticas de Trump, en cambio no ha ocurrido así en el caso Cuba y es un perfecto continuador de las políticas de su antecesor, a pesar de haber prometido varias veces durante su campaña electorera que retomaría la política de compromiso de Barack Obama con la mayor de Las Antillas.

A ese recrudecimiento de la agresividad del gobierno de Estados Unidos contra el pueblo cubano, se han sumado con el mismo cinismo y descaro, que lo han hecho siempre los elementos más inescrupulosos de ese país al Sur de la Florida, algo que viene a consolidar que son eternos vividores y aprovechados en función de sacar marcados dividendos que engrosan a sus bolsillos, tal es el caso de Marco Rubio, Bod Menéndez y la tal María Elvira Salazar, entre otros no menos corruptos.

En medio de todo este panorama los nacidos y crecidos en esta rebelde, solidaria y amorosa Cuba, estamos confiados que, una vez más el yanqui criminal morderá el polvo de su derrota en la ONU este 23 de junio, pues la inmensa mayoría de los Estados DIGNOS de este planeta CONDENARÁN el genocida bloqueo.

Mi bella y solidaria Cuba no está sola en la batalla contra el bloqueo, contra ese engendro violatorio de los derechos humanos y violatorio además de todos los postulados del derecho internacional….. ¡!Cuba NO está sola y VENCEREMOS!!