Por Héctor Izquierdo Acuña

El Cuerpo de Bomberos de Morón tiene su origen en 1868, cuando apenas iniciada la Guerra de los 10 años se organizó una Compañía de Bomberos del Comercio, conformada por 123 hombres y que tenía como finalidad, más que humanitaria, la militar, pues se dedicó a combatir a las fuerzas mambisas.

El aparato extintor que empleaban los bomberos era una bomba de palanca movida por cuatro hombres, la que había que llenar de agua con baldes o cubos. Su cuartel estaba localizado en una casa al frente de la iglesia católica.

A mediados de la contienda comenzaron a edificar una casa para este Cuerpo en el lugar que hoy ocupa la ESBU Alfredo Álvarez Mola, pero el intento quedó en las paredes por las nefastas condiciones económicas del municipio.

Después de 1878 el Cuerpo de Bomberos fue desintegrándose paulatinamente y para 1886 casi había desaparecido.

Muchos años después, en la noche del 17 de abril de 1918 se celebró una junta en la cual estaban presentes importantes figuras de la vida local, entre ellas Pastor Pastor, Alcalde municipal, quedó constituida la institución humanitaria asignándose jefe del cuerpo a Alejandro Montero, quien, como dato curioso, había sido superviviente de una gran tragedia ocurrida en La Habana el 17 de mayo de 1890, el incendio y explosión de la Ferretería Isassi, donde perecieron 45 bomberos.

El Cuerpo de Bomberos aprobó su reglamento el 30 de noviembre de 1921 y estaría compuesto por 213 plazas. Según éste, era una institución organizada sobre la base militar pero su actuación es civil y tiene a su cargo la prevención y la extinción de incendios.

En la década del 1920 tenía el carro de riego habilitado de cien pies de mangueras y un pitón, que permanecía en horas de la noche con el tanque lleno de mil galones de agua y se empleaba como carro extintor. En estos tiempos el Cuerpo estaba dividido en cinco brigadas: de Pitón izquierdo y derecho; de Extinguidor, de Sanidad, de Seguridad y de Cornetas.

Contaba el Cuerpo con una bomba de incendios del sistema “Dodge Brothers”, una escalera que alcanzaba la altura de unos 25 pies, dos pitones, dos extintores de mano. Contaba con una ambulancia para su servicio.

En enero de 1928, a los efectos de incendios, la ciudad de Morón quedó dividida en seis distritos. Las comunicaciones eran por medio de silbato o por la sirena, de la siguiente forma:

– Un pitazo largo y uno corto 1er distrito.

– Un pitazo largo y dos cortos 2do distrito.

– Un pitazo largo y tres cortos 3er distrito.

– Un pitazo largo y cuatro cortos 4to distrito.

– Un pitazo largo y cinco cortos 5to distrito.

– Un pitazo largo y seis cortos 6to distrito.

A lo largo de su historia republicana, el Cuerpo ha pasado innumerables dificultades. Para resolverlas se debía recabar ayuda de la población y los comerciantes o efectuar actos benéficos como el realizado en el teatro Apolo en diciembre de 1927 con el fin de recaudar fondos para adquirir mil pies de mangueras para la bomba.

El Cuerpo de Bomberos ha tenido varios cuarteles: en 1918 en la calle Callejas entre Martí y Narciso López, Agramonte entre Martí y Castillo en los años 1919 y a partir de 1920 en el lugar donde hoy se encuentra, en Narciso López entre Agramonte y Máximo Gómez.