Invasor/29 de mayo de 2021

La rehabilitación de una conductora y la recuperación de 74 estanques forman parte de las acciones que desarrolla la Empresa Pesquera Industrial de la provincia de Ciego de Ávila (EPIVILA) para incrementar las producciones de pescados y sus derivados y contribuir a la seguridad alimentaria de la población.

Al presentar el Programa Estratégico de Soberanía Alimentaria hasta el año 2030, José Osmundo López Calderón, director de producción de esa entidad, explicó que la provincia cuenta con 90 piscinas de hormigón y 85 estanques de tierra, en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Alevinaje Morón, donde se asegura la repoblación mediante la siembra de alevines.

El territorio avileño dispone, además, de seis acuatorios (embalses y presas) y cinco sistemas de estanques y piscinas, dedicados al cultivo de tilapias, clarias, ciprinidos, truchas y otras especies de agua dulce.

Para lograr mayores niveles de explotación está prevista la adquisición de un túnel de congelación, dos plantas de hielo y equipamiento industrial, y será reparada y modernizada la industria ubicada en el municipio de Morón, puntualizó López Calderón.

La implementación de la estrategia de desarrollo tecnológico hasta el 2030, con un valor aproximado superior a los 20 millones de pesos, favorecerá la producción y reproducción ampliada de larvas y alevines de peces de agua dulce para aumentar la captura a unas 2 870 toneladas Mediante la inserción en proyectos de desarrollo locales se prevé el procesamiento de pescado para lograr extensores (picadillos, croquetas, hamburguesas, embutidos, albóndigas, filetes, minutas, calenticos y otras producciones) que permitan alcanzar unos ocho kilogramos de estos alimentos por habitante, anualmente.

El progreso de la acuicultura concibe la aplicación de la ciencia y la tecnología en función del sustento de alevines, el mejoramiento de los cultivos, la reproducción y cría de especies (ciprinidos, claria y tilapia), la ampliación de las estructuras y el aprovechamiento de los recursos hidráulicos.

López Calderón subrayó que el comportamiento de la pesca de plataforma de los últimos años, las restricciones económicas para impulsar la captura en alta mar y la carencia de zonas para el progreso de la actividad, conllevan a desarrollar la acuicultura como alternativa para responder a la creciente demanda de pescado en el país.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (ONUAA, más conocida por FAO), la acuicultura está considerada entre los sectores de producción de alimentos de más rápido crecimiento, al aportar el 50 por ciento del pescado que se consume a nivel mundial.