>
Sábado, 07 Diciembre 2019 02:39

Esto es Cuba

De que en nuestro país se vela por los Derechos Humanos, eso no hay quien lo dude, ahí están las cifras y los hechos en materia de salud, educación, deporte, cultura, y en el respeto a la vida de cada uno de los ciudadanos cubanos, logros que nuestros enemigos intentan desmentir a través de campañas difamatorias.
Esta es Cuba. Así somos y así seremos.

Published in Espacio 8
Martes, 22 Octubre 2019 21:01

Se impone la Democracia Participativa

La capacidad, el mérito, la trayectoria y la entrega son, entre otros, los principios que distinguen a los representantes  de nuestro país desde la base hasta las instancias superiores, sin mediar la propaganda al estilo capitalista que con falsas promesas hace escalar a un individuo hasta el cargo de presidente.

Sin duda, una diferencia abismal entre nuestra Democracia Participativa y la Representativa que practican quienes se jactan de ser consecuentes con los elementales derechos humanos, y la final incumplen desde la óptica misma de las elecciones cuando no conceden derecho al voto a negros o hispanos, en Estados Unidos, para solo citar un ejemplo.

En Cuba desde la base son electos los que pueden conformar el  Parlamento, ellos al final son sometidos a un trabajo meticuloso de las comisiones de candidaturas y posteriormente avalados por el voto popular en elecciones democráticas y donde todas las personas desde los 16 años de edad pueden asistir a los comicios.

Así es electo el Presidente de la Asamblea Nacional, el de la República y el Vicepresidente, todo de conformidad con lo establecido en la Carta Magna, aprobada por amplia mayoría y discutida con antelación en barrios, centros laborales y estudiantiles.

Sin duda no hay paralelo alguno entre la Democracia Participativa y la Representativa, pues en la primera es el pueblo quien propone, nomina y elige, mientras en la segunda son las fanfarrias y encontronazos las que definen al final quién será el ganador, también influenciado, por supuesto, por la propaganda y mucho dinero, incluso de un país a otro.

Si la capacidad, el mérito, la trayectoria y la entrega son capaces de definir con claridad al digno representante, salido del pueblo y sin más medios que  voluntad expresa, entonces se impone el apego a la participación popular, avalada por una Revolución que apoya a los revolucionarios como dignos representantes de la tierra que los vio nacer.


Published in Portada

Registro